¿Quieres una Digital Deluxe Edition de Destiny 2? ¿O prefieres una edición coleccionista de Project Cars 2? ¿O eres más de camisetas y libros de arte? Entra e infórmate porque eso y mucho más puede ser tuyo.

Leer más...

Analisis BioShock: The Collection

bNY0nXB

Rapture regresa brillando mejor que nunca, para mostrarnos todo su esplendor a través de los dos primeros juegos de la saga remasterizados y por supuesto su continuación en Columbia, ¿Preparado para la inmersión?

Hace bastante tiempo que esperábamos una remasterización como esta. Somos muchos los seguidores de la saga, y echábamos en falta verla correr en las nuevas consolas, recordando viejos momentos, disfrutando de la gran historia que esconden y sobre todo volviéndonos nostálgicos para revivir de nuevo las historias que la saga Bioshock nos mostró en su día.

 

No solo los juegos están incluidos en los discos, sino que también tenemos todo el contenido adicional que se publicó. Los que queráis datos técnicos podemos decir que los juegos están remasterizados a una resolución 1080p y 60 FPS, una gran mejora que se nota con creces. Todo luce muy distinto, ahora cada oscuro detalle nos contará más y cada personaje nos dará más miedo.

 

¿Qué os parece si recordamos las historias que nos encontraremos en cada uno de los juegos?

 

En el primer juego sobrevivimos a un accidente aéreo, perdido en las gélidas aguas del océano. Tras llegar a un extraño faro aparentemente abandonado nos metemos en una capsula que nos llevará al fondo del mar para descubrir una ciudad submarina llamada Rapture, una fallida utopía creada por Andrew Ryan cuyos ciudadanos se habían lanzado a la ingeniería genética antes de que la ciudad se sumergiera en el caos con el descubrimiento del ADAM. Todo ha sucumbido por una guerra civil, donde lucharemos con todo tipo de personas e incluso con algún que otro individuo que nos sorprenderá. Todo el mundo necesitará nuestra ayuda, siendo el nuevo en esta decaída ciudad iremos descubriendo la verdad que se esconde, lo que ha ido pasando y sobre todo, descubriremos los plásmidos con los cuales iremos modificando nuestro ADN para conseguir poderes como lanzar rallos, quemar a nuestros enemigos e incluso lanzar objetos por telequinesis. Nos enfrentaremos a humanos modificados genéticamente, y locos por acabar con todo lo que van encontrando, gente con pensamientos en los cuales nuestra rápida muerte serán los más suaves, y a unos extraños seres llamados Big Daddys, que siempre irán acompañados de las dulces y a la vez siniestras Little Sisters. Para lograr alcanzar nuestras metas además de mejorar nuestro ADN deberemos recabar todo el material que vayamos encontrando rebuscando en cada rincón y solventando los distintos puzles que nos irá deparando el camino. Piratear máquinas de compra, y torretas será solo parte de nuestro recorrido por Rapture.

 

Bioschock 2. Ambientado unos diez años después de los sucesos del primer juego. En los salones de Rapture vuelven a resonar los pecados del pasado, un monstruo ha secuestrado a niñas pequeñas en toda la costa atlántica y las ha llevado a la ciudad submarina de Rapture. Nos meteremos en un viaje a través de la hermosa y decrépita ciudad caída, a la caza de un enemigo oculto en busca de respuestas y de tu propia supervivencia.  Ahora seremos un Big Daddy, el Sujeto Delta en una ciudad más decadente aun de que lo recordábamos en el primer juego, pero claro, han pasado 10 años. El mando de esta ahora le pertenece a Sofia Lamb que tampoco nos hará la vida fácil. El sistema de juego será parecido, seguiremos haciendo uso de los plásmidos aunque con algunos nuevos, y con unas armas acordes a nuestro nuevo rol, ahora no somos una persona normal, somos un Big Daddy.  Otra de las grandes novedades, es la de un nuevo personaje que recorrerá las calles de la ciudad, la Big Sister, que mejor no te hablo de ella, ya la conocerás.

 

Damos un gran salto desde las profundidades del mar a las nubes. Una ciudad flotante llamada Columbia, aunque eso sí, no avanzaremos en el tiempo, sino al contrario, esta ciudad estaba ahí antes de que Rapture naciera. Nos metemos en la piel de Booker con la  misión de visitar esta peculiar ciudad gobernada por un líder religioso llamado Comstock para salvar a una chica, con la intención de saldar una deuda. Pero no será una chica cualquiera, Elizabeth, es una extraña muchacha capaz de desgarrar el tiempo, algo que estará bien en algunos momentos y mal en otros. Parece que los desarrolladores le dan bastante a la cabeza para encontrar descabelladas ideas que nos hacen interesarnos por momentos cada vez más en sus historias. La jugabilidad en este será muy distinta a los anteriores. Podíamos ver que Bioshock 1 y 2 eran bastantes parecidos, que la segunda parte podía haber sido una expansión de la primera, pues en este juego no vemos lo mismo. Pasamos de lugares oscuros, y cerrados a lugares claros y amplios, un entorno libre pero manteniendo algo en común con la anterior ciudad, podemos entrar pero no salir, antes marcaban los limites el fondo del mar y ahora el inmenso cielo azul, aunque siempre puedes aprender a volar.

 

Las historias no han cambiado, ni esperábamos que pasara eso, porque eran muy buenas, originales y entretenidas. Cargadas de mensajes ocultos, complementadas con cientos de cintas que nos cuenta un poco más en profundidad la vida de los habitantes de las ciudades, y de cómo había vivido la catástrofe ocurrida. Cada uno de los juegos por independientes demostró su valía en las fechas publicadas, dejando su huella en el mundo gamer, marcando tendencias y proponiendo un sistema de juego distinto a lo que teníamos.  Es posible que la tercera entrega no hiciera tanta marca en nuestras mentes pero no se puede decir que fuera un mal juego, fue un final de saga totalmente distinto a lo esperado, de las profundidades del mar a una ciudad en las nubes.

 

Las campañas no será lo único que tendremos sino que también contamos con todos los dlcs lanzados como ya he comentado al principio del análisis. Tenemos una por parte de Bioshock 2: La Guarida de Minerva y por parte de Bioshock Infinite: Panteón Marino y Enfrentamiento en las Nubes como DLCS. De Bioshock 1 contamos con los videos Imaginando Bioschock que buscaremos y encontraremos a lo largo y dentro del juego donde hablan Ken Levine y Shawn Roberston sobre todo el trasfondo y la creación de la primera parte del juego.

 

El apartado gráfico y sonoro son intachables. No han tocado el segundo porque no era necesario, se nota que está en concordancia con la remasterización tanto como lo estuvo en el juego original, y en los gráficos encontramos mejoras en los tres juegos, mejoras más que notables, siendo por supuesto más visibles en el primer juego y en el segundo que en el tercero pero no dejando de lado ninguno, dando a esta remasterización una oportunidad de jugarse perfectamente como si de nuevos juegos se tratasen ya que han envejecido muy pero que muy bien los tres títulos. Recordaros, que es a destacar, que los tres juegos cuentan con los audios completamente en castellano.