Analisis Life is Strange: Before the storm

 

Nos trasladamos a Arcadia Bay tres años antes de los acontecimientos ocurridos en el primer juego para contarnos más sobre Chloe y Rachel, una relación tanto sonada pero de la que no conocíamos apenas unas pinceladas.

Esta segunda parte de Life is Strange, o mejor dicho esta primera parte, no espera, esta precuela, ahora sí que sí, sigue la misma línea que el otro juego. Si hemos jugado hace un semana o hace más de un año al anterior juego nos sentiremos como en un dlc, una continuación perfecta de la historia. En verdad, no es un dlc, no pensemos mal, lo que si es cierto que la fórmula del primer juego fue tan buena que este Life is Strange: Before The Storm la ha seguido, y en verdad, lo agradecemos.

Viene dividido en tres capítulos donde se nos contará la historia de la mejor amiga de Maxine Caulfield, Chloe Price y Rachel Amber. Pero este análisis se basará solo en el primero de ellos que es el único que está en el mercado en estos momentos.

Por si no lo sabias, el juego ahora ha sido desarrollado por Deck Nine Games pero parece ser que han sabido continuar con la saga de una magnifica forma, sin perder su esencia tanto en estilo como diseño, banda sonora y argumento.

La historia de Life is Strange: Before the Storm transcurre en Arcadia Bay tres años antes de los acontecimientos del primer título de la serie donde jugaremos en el papel de Chloe Price, una adolescente rebelde que entabla una inesperada amistad con Rachel Amber, una chica guapa y popular destinada al éxito. Cuando Rachel descubre un secreto en su familia que trastoca su mundo, esta nueva alianza será lo que les dé fuerzas a las dos para superar sus problemas.

¡Qué corto se nos ha hecho el capítulo! Muestra un argumento aparentemente sencillo pero a la vez muy profundo. Lo que parece ser juegos de una niña rebelde nos lleva mucho más lejos.  Jugaran con nuestras emociones, metiéndonos tanto en escenas tristes, de tensión, amorosas e incomodas, y de ninguna podremos escapar sin tomar una decisión, acertada o no.

En lo respectivo a la jugabilidad nos encontramos con la misma fórmula que en el primer Life is Strange donde se nos presentarán infinidad de diálogos de donde iremos recopilando información a la vez que conocemos la historia y la vida de nuestra amiga Chloe y sus cercanos. Habrá puntos importantes donde no tendremos tiempo para escoger respuesta y otros como un nuevo minijuego en el cual tendremos peleas de palabras, donde haremos lo posible por enganchar nuestra respuesta con la anterior realizada por el otro personaje para quedar por encima de ella o finalmente agachar la cabeza y acatar lo que nos digan. Muy original este nuevo punto para darse ese toque de personalidad al juego.

Los gráficos se muestran al igual que Life is Strange. Cierto que no sabríamos decir donde acaba uno y empieza el otro. Todo muy colorido, con muchos objetos visibles en los escenarios, cada personaje con su propia personalidad y un sinfín de bellas imágenes.

 

Si no centramos en el apartado sonoro. Al igual que en el juego anterior contamos con las voces en inglés pero los textos traducidos completamente al castellano. La música está perfectamente integrada con todos los momentos que nos quiere expresar el juego, vamos, una de esas bandas sonoras para ponértelas en el móvil y escucharla mientras salimos a la calle. Esta viene a manos del premiado trío musical británico Daughter, formado por Elena Tonra, Igor Haefeli y Remi Aguilella.

Para completar deciros que aún no hay fecha fija para el segundo capítulo pero en cuanto lo juguemos os traeremos nuestras impresiones para contaros cuanto nos ha gustado.

Este es solo el primero de los tres episodios que vamos a tener pero solo por este ya vale la pena comprarse el pase. Nosotros lo hemos disfrutado mucho y si el primero te dejó con ganas de más, esto es lo que necesitabas. Buena historia, y algunas mejoras pero sobre todo sigue la línea ya establecida que tanto nos gustó en el primer juego.