Análisis Valkyria Chronicles Remastered

Un aparatado artístico impresionante aunque es una remasterización sin demasiadas novedades

Valkyria Chronicles es un juego que salió hace unos años y pasó sin pena ni gloria en occidente, lo cual fue una pena porque se trata de un juego excelente. Por suerte, los usuarios de PS4 tienen la oportunidad de conseguir la remasterización que incluye todos los DLCs del juego original

Aunque en occidente no conto con mucha publicidad, en el país nipón fue totalmente al contrario contando con dos secuelas para PSP e incluso un anime, Posteriormente tuvo un port para Steam, que esta vez sí fue un éxito y ahora nos llega para PS4. Para el que no lo conociera en su momento, nos encontramos ante un juego de rol táctico. La historia está ambientada en la segunda guerra mundial, en un mundo ficticio donde dos grandes potencias luchan por el control de Europa.

Nosotros tomaremos el control de Welkin, Alicia y el pelotón 7 de la Milicia de Gallia, un país neutral que se encuentra entre los dos tiburones y que tiene una gran cantidad de Ragnite, un mineral que sirve para casi todo. La historia gira en torno a los miembros del pelotón 7 (como es obvio sobre todo de Welkin y Alicia), cada uno con personalidades muy marcadas y diferentes. El título está dividido en capítulos como si de un libro se tratara.

Algunos de combates y otros de conversaciones y cinemáticas. Además, si conseguimos determinados objetivos desbloquearemos capítulos secundarios que amplían el conocimiento que tengamos de nuestros personajes. Los combates tienen dos componentes, el táctico donde situamos a las tropas y el combate propiamente dicho en tiempo real, siempre limitado por el componente táctico (límite de movimientos u acciones), donde también tendremos que ir investigando el terreno.

Tendremos que tener mucho cuidado porque un error y perderemos a algún personaje, ya que las muertes son permanentes. Por lo que si un miembro cae en combate será mejor que nos acerquemos con otro de los personajes rápidamente para asistirlo, si no, al final de la misión el resultado será trágico, por lo que la única forma de recuperarlo es cargar una partida anterior. Además, los turnos también son limitados y si no los conseguimos a tiempo perdemos la misión.

Otra de las formas de perder la misión sería si el tanque de Welkin es destruido. Como ya he dicho esta remasterización incluye todos los DLCs, por lo que tenemos batallas adicionales a través del menú de extras y un mayor nivel de dificultad.

Los gráficos de estilo acuarela con trazos de lápiz han sido mejorados notablemente. La resolución también ha sido mejorada y ahora lo podemos ver a 1080 y 60 fps. Los tiempos de carga también han sido reducidos considerablemente y podemos elegir entre el doblaje inglés o el original japonés.

Valkyria Chronicles Remastered en un principio fue un juego genial que combinaba muy bien el RPG, la estrategia y los toques de acción y la remasterización ha traído algunas mejoras. Los que lo jugaron en PS3 y PC con los DLCs probablemente no les interese pues las mejoras no son exageradas, pero para todos los demás posiblemente sea algo para tener en nuestra biblioteca.