Análisis Far Cry Primal

LA EDAD DE PIEDRA SERÁ CRUEL Y SALVAJE, ¿PODRÁS CON ELLA?

 

Viajaremos a la prehistoria, a la edad de piedra con Far Cry Primal. Cazaremos mamuts, pelearemos contra tribus de caníbales y domaremos bestias en este basto mundo donde un mal paso puede suponer nuestra muerte.


La continuación de la saga Far Cry nos lleva a la edad de piedra, 10.000 años a.C. donde nuestra supervivencia dependerá de nuestra caza y habilidades que aprendamos en el extenso mundo que compartiremos con animales salvajes y peligros además de otras tribus, donde incluso algunas de ellas comerán humanos. ¿Preparados para viajar al pasado?

Entre los animales que iremos encontrando, veremos cabras, jabalís, lobos, dientes de sable y mamuts. Algunos nos serán útiles para crear armas, mejorar nuestro poblado e incluso algunos de ellos podremos domarlo para que luchen a nuestro lado.

Estamos ante un sandbox de mundo abierto a una época de peligros extremos y aventuras sin límite. Nos meteremos en la piel de Takkar, un experto cazador y último superviviente de su grupo de caza que pronto se verá en la necesidad de rescatar y proteger a los miembros de la tribu Wenja que estarán por todo el mundo para finalmente crear nuestra propia tribu, donde con cada nuevo miembro iremos desbloqueando mejoras para el juego. No solo bastándonos con esto, tendremos que ir mejorando el poblado encontrando diversos materiales que se los pedirán y con ellos desbloquearemos mucho más contenido que será mucho más que necesario para afincar nuestra supervivencia.

A la hora de buscar enemigos o elementos contamos con la vista del cazador. Pulsando solo un botón, al igual que en muchos otros juegos de Ubisoft, contaremos con una vista que simplifica los colores del mapa, remarcándonos solo lo que nos interesa ver como por ejemplo las plantas para recoger, las piedras que podemos llevarnos, los cuerpos inertes de los animales o los enemigos que tenemos en nuestro campo de visión.

En la jugabilidad, Ubisoft ha sabido llevar todo esto muy bien. La saga Far Cry ya nos gustaba en su día, aunque hubo muchas críticas en alguno de los juegos de porque teníamos que buscar material hasta para hacer una cartera cuando en la época en la que se encontraban no era necesario llegar a esos límites. Dejando de lado que eso estuviera bien o mal, ahora si tendrá mucho sentido, y todo lo que podría llegar a ser una manera de repetir lo visto en la saga se ha transformado en un punto fuerte a favor del juego. Fabricar armas, bolsas, y demás objetos tiene mucho sentido en esta época y se implementa de una manera totalmente entendible y necesaria.

Con el paso del tiempo, las misiones y descubriendo mundo aumentaremos la variedad de objetos y la cantidad de ellos que sabremos crear. Como armas tenemos un garrote, arco, lanzas y bombas de diferentes tipos. Están muy bien implementadas, y nos servirán tanto para combatir desde cerca como para dar a un blanco en la cabeza, pero atentos, porque no serán infinitas; como es normal, el uso continuado de un garrote, o lanzar nuestra lanza haré que nos quedemos sin armas y tengamos que recolectar para crear unas nuevas.

De todas formas, usar solo las armas e ir campo abierto con pecho descubierto no será una de las mejores opciones. Ir escondido entre la maleza usando nuestra habilidad de cazador nos ayudará mucho para pillar enemigos desprevenidos o evitarlos si no queremos luchar. Aunque el juego nos ofrece una posibilidad más divertida aun, llevar nuestra mascota. Takkar, es un maestro de bestias, es decir, podremos controlar a distintas bestias para que luchen a nuestro lado e incluso para que nos quiten trabajo. Por qué vamos a atacar a dos enemigos y sufrir daños cuando nuestro lobo puede comérselos, o porque no echar un ojo primero con nuestro búho para localizar la posición de cada enemigo. Todo esto será posible y encima podremos curar a nuestra mascota si sufre daños y está herida. Serán variadas las opciones de mascotas que podremos domar, aunque solo las conseguiremos desbloqueando ciertos puntos de la historia y avanzando en ella. Si se pudieran elegir todos de primeras no tendría mucha gracia el juego, aunque si es cierto que he encontrado un pero aquí. La forma de capturarlos siempre será la misma, y su forma de uso no será muy diferente entre un animal u otro. Tal vez, una forma distinta a la hora de domarlos a cada uno, un simple quick time event que nos hiciera participes de una verdadera y personalizada caza de un oso, un lobo o de un perro me hubiera dejado un mejor sabor de boca, no simplemente echarle carne y acercarnos a ellos para domarlo sin más.

Seguramente habrá una duda que tendréis, y si no os había aparecido, seguro que ahora os lo planteareis. Viendo los demás Far Cry, sabiendo que en todos contamos con vehículos para desplazarnos a través del escenario rápidamente ¿Cómo lo han planteado aquí? Pues ya os digo que no hay troncomoviles, y pájaros volares donde montarnos ni dinosauriosmoto.

Todo a pata, para ir recorriendo toda la parte del mapa, aunque si contamos con unos viajes rápidos desde las hogueras para ahorrarnos parte del camino pero claro está, no podremos ir a ningún punto en particular directamente con un vehículo. Venga, os voy a dar una alegría, a niveles altos de cazador y si conseguimos las bestias oportunas podremos montar en ellas, como por ejemplo, en un dientes de sable o en un mamut.

El trabajo artístico es excelente. El juego recrea todos los mapas, los escenarios, y animales de tal manera que rápidamente nos veremos dentro de este mundo prehistórico. El diseño de los distintos personajes o tribus han sido cuidadas con especial atención e incluso contaremos con un ciclo nochedía que nos hará temblar porque conforme veamos oscurecer todo, poco a poco, como si tan real se tratase deberemos buscar grasa y hacer un fuego para encender nuestras antorchas porque los animales nocturnos no perdonan.

Si estas pensando en comprar la edición Collector’s Edition de Far Cry Primal, además del juego completo contaremos con caja de coleccionista exclusiva con cierre de cráneo de tigre dientes de sable, Guía oficial de conversación Wenja (tu guía oficial de Oros, llena de palabras y frases del juego), Steelbook exclusivo, Mapa de Oros de Far Cry Primal, La banda sonora oficial del juego y grabaciones de audio en Wenja, para descubrir los principios básicos del lenguaje propio de Far Cry Primal y un paquete completo con las misiones de “La Leyenda del Mamut”.

Estas misiones contienen casi 45 minutos de juego adicionales donde jugar con el mayor animal presente en Oros, el mamut, una nueva arma (el sangriento garrote Shasti, un garrote de hueso y dientes cubierto de sangre, portado en su momento por Ull, el despiadado líder de los Udam. Esta arma es irrompible y soporta perfectamente el fuego. Y 4 paquetes de mejoras (recursos poco frecuentes, y varias opciones de personalización exclusivas).

Conclusión:

Far Cry Primal lleva la saga a un nuevo nivel. Manteniendo fiel a los anteriores juegos, haciendo usos de muchas de las mecánicas que ya tenía la saga, esta nueva entrega nos muestra que aún queda mucho por exprimir en Far Cry, pudiendo darnos muchas nuevas experiencias. Cazaremos animales salvajes en la edad de piedra, lucharemos contra tribus enemigas y recolectaremos todo lo que encontremos para hacernos con este basto y peligroso mundo que nos ofrece Far Cry Primal. Cuenta con un gran apartado artístico como nos tiene acostumbrados Ubisoft, con un audio increíble ya que han creado un idioma propio para estos hombres del pasado y con una jugabilidad que nos da muchísimas horas de entretenimiento.