Análisis Overwatch

UN COMPLETO HERO-SHOOTER

Overwatch transcurre en un futuro próximo, en la Tierra, donde equipos de soldados, científicos, aventureros y prodigios se enfrentan para controlar lugares emblemáticos de todo el mundo.

El juego cuenta con un variopinto elenco de 22 héroes únicos, cada uno equipado con armas extraordinarias y habilidades asombrosas, todas ellas únicas de cada uno. Nuestra misión será trabajar en equipo para completar diversos objetivos, cambiando de héroe cada vez que sea necesario para las distintas situaciones que nos podemos encontrar, y combinar sus poderes para desatar combos devastadores.

Entre los héroes que podemos jugar están Reinhardt, un noble caballero de una época pasada; Reaper, un asesino y mercenario sin piedad que da caza a antiguos miembros de Overwatch; Zenyatta, un monje robótico que va en busca de la iluminación; y Symmetra, la «arquitécnica » de la luz sólida que lucha por construir un mundo mejor.

Los héroes están divididos en Ataque, Defensa, Tanque y apoyo. Los personajes de ataque como Reaper, cuyo planteamiento es forzar al enemigo a retroceder o concretamente en el caso de Reaper, llegar desde atrás para eliminarlos. Los personajes de defensa están pensados para controlar al enemigo y causar grandes bajas en las líneas enemigas. Los tanques, como su nombre indica pueden recibir más cantidad de daño que el resto de personajes y los personajes de apoyo pueden variar en su función como curar, dar más velocidad, daño, defensa, etc. a los compañeros de equipo.

Obviamente están separados por sus características principales, lo cual no quiere decir que en un mapa que nos toque atacar no podamos usar un personaje de defensa o viceversa. Es más, si somos muy buenos con un personaje os recomendaría que lo usemos sin importar el papel que nos toque hacer en la partida, aunque también os recomiendo que aprendáis a manejar más de un personaje si queremos ganar partidas.

Vayámonos a los modos de juego, donde tendremos variados modos tanto para expertos como para novatos. La partida rápida será la opción recomendada para empezar y donde echaremos la mayor cantidad de horas de juego hasta que saltemos al competitivo, en esta modalidad seremos emparejados automáticamente a jugadores con aliados y oponentes de nivel similar; es una forma fácil y rápida de entrar en acción.

Partidas contra la IA, humanos contra maquinas, una forma perfecta para ir controlando el nivel de dificultad y ver cuánto hemos aprendido; partidas personalizadas, que nos permite junto con nuestros amigos modificar las reglas a nuestro gusto, incluidos los modificadores de daño y curación, y pueden decidir qué héroes y mapas entrarán en juego, apetecible ¿no?.

¡Trifulca semanal! donde tendremos un desafío cada semana, como puede ser ‘La justicia llueve del cielo’ (un espectáculo aéreo con Pharah, la reina de los cohetes, y Mercy, la sanadora de altos vuelos) entre otras; los modos de entrenamientos que serán muy buenos para comenzar y aprender como jugar a Overwacth, saber cómo controlar a cada persona, ver cuales nos gustan más o cuales son los que se asemejan a nuestro estilo de juego; aunque cuando estemos preparados lo mejor serán las partida competitivas. Estas tienen más reglas que la partida rápida, como solo poder tener un personaje de cada tipo por equipo, pero por lo demás tanto en mapas como en tipos de juego será lo mismo que la partida rápida.

Al empezar el modo competitivo, las 10 primeras partidas serán clasificatorias para poder darnos un nivel de competitivo. De esa forma nos enfrentaremos a jugadores de un nivel similar al nuestro. El modo competitivo es seguramente el más duro, y si jugamos solos puede llegar a frustrarnos, pues muchas veces nos enfrentaremos a premades (equipos formados por jugadores que se conocen y juegan juntos siempre) y si nuestros miembros de equipo no son buenos o no se sincronizan bien entre ellos perderemos casi seguro, aunque la satisfacción que da vencer a uno de estos equipos compensa las perdidas.Lo que sin duda es indispensable en este juego sea en la modalidad que sea es el juego en equipo, sin él, es muy difícil que ganemos.

Gráficamente es genial, tanto en su versión PC, (que tiene muy buen rendimiento y unos buenos gráficos sin exigir una máquina excesivamente potente) como en PlayStation y Xbox One (que funciona a 1080p y 60 fps) aunque en consolas tendremos que tener nuestra suscripción a Xbox Live o PlayStation Plus para poder jugarlo online.

El apartado sonoro no se queda atrás con el conjunto del juego, pues cada personaje tiene su propia personalidad que reflejan en los comentarios y conversaciones que tienen entre ellos, todos completamente en español. De la misma forma cada arma de cada personaje tiene su sonido propio, así como las habilidades de los personajes o el sonido de fondo (por ejemplo, las pisadas de los enemigos que se acercan).

Para finalizar unos datos de las estadísticas del juego hasta ahora. El juego en apenas nos días de lanzamientos supero los 119 millones de horas jugadas con más de 7 millones de jugadores convirtiendo a Overwacth en uno de los más exitosos juegos visto hasta ahora. Se han realizado más de 326 millones de cambiosentre héroes durante las partidas.

Conclusión:

Nos encontramos ante un juego frenético que ha marcado la diferencia con respecto a sus competidores. De una gran calidad en todos sus aspectos que nos dará muchas horas de juego y entretenimiento.