Análisis Kingdom Come Deliverance

Kingdom Come Deliverance Preview 01 Header

Trasladémonos al siglo XV al 1403 en el corazón de Europa, a la región de Bohemia, a una época llena de intrigas y sangrientas peleas.

Nos encontramos ante un RPG de aventuras en un mundo abierto que nos sumergirá en una aventura épica, donde tendremos libertad de elección. Ambientado en el medieval Sacro Imperio Romano, Kingdom Come: Deliverance cuenta con personajes históricos auténticos, elementos temáticos y conflictos bélicos. El juego comenzó como una campaña de micromecenazgo a través de Kickstarter y como podéis intuir, el proyecto fue a buen y aquí es donde comenzamos.

El Rey está muerto y su hijo mayor Wenceslao IV se ha convertido en el nuevo Rey de Bohemia. Segismundo, el enfurecido medio hermano de Wenceslao, le encarcela e invade el país con su poderoso ejército. Desafortunadamente, en medio de este caos, tu personaje Henry sufre las consecuencias. El ejército mercenario destruye tu hogar y acaba con tu familia, eres el único superviviente de este baño sangriento y aquí es donde comienza tu camino hacia la redención.

Un detalle que os sorprenderá mucho es que el juego de corte realista, osea que nada de magia. Es difícil pensar en videojuegos, medieval, no magia, pero efectivamente, el juego no podía contener magia si quería cumplir con sus objetivos.

jvl9yqnrlsngajrhykwa

Tampoco seremos un héroe, ni siquiera un caballero, seremos el hijo de un herrero sin preocupaciones por lo que cuando se nos presenta por primera vez el reto de sobrevivir no lo llevamos muy bien. Sentiremos como nuestro protagonista es malo con la espada, no sabe montar a caballo y si con el arco atina a un enorme árbol será pura suerte. Este juego mantiene aquí lo que busca con el realismo, como si un simulador de vida en la época medieval se tratase, por lo que si queremos aprender algo tendremos que usarlo, y mucho.

Los daños en combate serán importantes porque las heridas no se curan solas, si no nos curamos las heridas después del combate podremos morir y lo mismo ocurre con las demás características, nos cansaremos y tendremos hambre, y no cualquier comida, si la comida lleva con nosotros mucho tiempo pensarlo dos veces antes de hincarle el tiempo. Tendremos que mantener todo estable si no queremos sufrir un mal contratiempo.

En lo referente al entorno gráfico, exploraremos majestuosos castillos, frondosos bosques, prósperos pueblos y un sinfín de entornos medievales. No contaremos con un diseño destacable en lo referente a los personajes ya que están dentro de lo normal pero si nos ha gustado mucho la manera de presentar el menú con sus escudos, huecos para armas y equipo y las pestañas, eso sin quitar que aunque los paisajes tampoco sean de lo mejorcito, estos no serán una traba para disfrutar a lo grande de este juego. Otro punto que si nos ha gustado mucho es los diseños de los interiores siempre cargados de pinturas y elementos del medievo. Nos sentiremos dentro de la edad media desde el minuto uno del juego.

En la jugabilidad, nosotros decidiremos si ser benevolentes o malvados, utilizar armas o nuestra carisma para evitar conflictos, pero eso sí, tendremos que afrontar las consecuencias ya que hay múltiples forma de resolver las misiones. También dispondremos de libertad para llevar la historia como queramos, no habrá un camino recto para completarla, y además nuestras acciones influirán en las reacciones de la gente. Todo esto se acrecienta con un sistema de combate inversivo, creado con expertos en las artes marciales del siglo XV. Elige tus armas y ejecuta docenas de combos únicos en batallas. Habrá que tener cuidado con nuestros actos porque el mundo nos vigilará, los personajes no jugables informarán de nuestros crímenes a las autoridades, los crímenes cometidos afectarán a la economía y el comportamiento de los NPC, y por supuesto, nuestra reputación importa. Como consejo deciros que deberemos estar muy atentos a todas las conversaciones porque en muchas ocasiones estas nos servirán para resolver otras.

1519637712 3746 card

Los combates serán difíciles. Llegaremos a ser diestro con la espada con el tiempo pero eso no quita que un buen espadazo de nuestro enemigo nos pueda matar, esto hace que no nos desentendamos del tema una vez hayamos aprendido a usar una arma. Saber usarla solo significa que seremos capaz de defendernos del enemigo pero él sigue estando delante nuestra.

Para concluir decir que las voces no llegan dobladas al castellano, pero si nos encontraremos los subtítulos y menos mal porque serán muchas las horas que pasaremos leyendo lo que nos tienen que contar los personajes.

Kingdom Come Deliverance no es un juego para impacientes porque todo irá a su ritmo, y si queremos hacer de un muchacho inexperto en todo en caballero nos llevará mucho de este. También para los que le gustan los retos porque no podremos despistarnos ni un momento porque todo puede acabar con nosotros, desde la mala comida hasta un enemigo a nuestra espalda pero recorrer sus rincones y disfrutar de la vida medieval será todo un lujazo.

0
0
0
s2sdefault