Análisis Deiland

deiland1

Estamos ante la recreación de lo que hubiera sido el principito si alguna vez hubiera llegado a los videojuegos. Bonito con mecánicas sencillas y un atractivo que lo hace especial además de contar con la experiencia de que ya fue lanzado en dispositivos móviles.

Nos encontramos un juego que expulsa tranquilidad desde el minuto uno de juego. Nos situaremos en un mundo a tamaño pequeño donde llevaremos a un pequeño príncipe que se dedicará a recorrerlo y hacer distintas cosas dentro de él. Una mezcla de toques de rol como gestión de recursos donde haremos el Juan Palmonez,, si queremos comer a plantar, si queremos armas a crearlas, y si queremos madera a cortar árboles, y sin olvidarnos siempre de comer o dormir.

Deiland ha sido desarrollado por el estudio español Chibig gracias al proyecto de Playstation, PlayStation Talents, del cual ya hemos visto otros títulos en esta revista y esperamos que sean muchos más porque están llegando juegos muy buenos, muy currados y lo mejor de todo, es una gran ayuda para fomentar la creación de nuevos equipos de desarrollo para que al igual que somos uno de los países con mejores jugadores tengamos también un país con juegos entre los top de los videojuegos a nivel mundial.

Seguro que algunos de vosotros lo habréis jugado en móvil y si es así, notareis que ha sido una evolución completa ya que mejora en todos sus apartados brindándonos una jugabilidad sencilla a la vez que cumple con notable en todos sus apartados.

Aunque penséis que estamos ante un Minecraft, un Ark o juego similar en el que solo importa la exploración y la construcción estáis algo desencaminados porque Deiland cuenta con su propia historia para contarnos. En Deiland, la narrativa cobra especial relevancia al desvelarnos la fascinante historia de Arco, el más joven de los cuatro príncipes que fueron enviados a los planetas menores para hallar los poderosos cristales que esconden en su interior. La leyenda decía que cuando lo encontraran, el cristal haría despertar la magia que se extendería a los confines del universo dando lugar al origen de los mundos.

Deiland 20180307192239

Más allá de esta interesante historia que nos pone a mando de Deiland, nosotros decimos como queremos evolucionar. Tenemos todo un mundo para cultivar, para construir y para explorar. Podemos plantar todo un bosque para más tarde crear inmensas estructuras o disfrutar de la naturaleza con amplias zonas verdes. Todo esto no solo será visual sino que eso afectará a lo que nos irá apareciendo y a quien atraemos a visitarnos.

El tutorial está muy bien para comenzar antes de ofrecernos carta blanca para movernos cómo y por donde queramos. Tendremos pequeñas misiones pero nos irán guiando por parte de lo que ofrece Deiland. Busca eso por ahí, planta esto por allá, construye no se que herramienta y recolecta esas verduras para comer. La única pega en este sentido es que tiene ese toque de llegar de las plataformas móviles, y es que avanza muy lento el principio pero dándole un rato de juego nos haremos con él, o más bien, él se hará con nosotros.

Contaremos con habilidades que irán mejorando conforme avancemos en el juego. Si, habéis leído bien, en este videojuego no solo de craftear se trata sino que además deberemos ir subiendo nuestro personaje de niveles a la vez que nos vamos decantando por una mejora u otra.  Tendremos enemigos de los que tendremos que defendernos pero además habrá buenos visitantes que nos darán misiones para cumplir a la vez que nos ofrecen objetos para vender o comprar los nuestros.

Una música tranquila y agradable acompañada a este juego de corte infantil pero con mucho detalles estéticos que hacen que disfrutemos aún más la experiencia de jugarlo.

DEILAND 01

Todo completamente en castellano. Nos ha alegrado mucho encontrarnos un juego tan bien pulido con este Deiland y a la misma vez lo sentíamos muy nuestro teniendo todo el texto y las voces en castellano.

Deiland llega con un precio muy asequible ya que no supera los 15 euros y con muchas horas de pura diversión mientras trabajamos en nuestro planeta a la vez que descubrir nuevas opciones con cada minuto que pasamos jugando. Una música preciosa con unos gráficos muy chulos en un juego sencillo a la vez que divertido.

0
0
0
s2sdefault