Análisis Jurassic World Evolution

jwe logo reduced

El juego perfecto para los amantes de los dinosaurios. Seremos el dueño y señor de nuestro propio parque de atracciones, aunque en vez de montañas rusas y otros elementos del estilo contaremos con dinosaurios de todos los tipos ¿Preparado para entrar a Jurasic World?

Lo bonito de este juego es que con el tutorial iremos creando un parque desde cero. Comenzaremos en los inicios donde no hay dinosaurios, donde aún no conocemos el ADN de casi ninguno de estos gigantes, ni contaremos con servicios necesarios para controlar el buen funcionamiento del parque. El proceso más común y más necesario para sacar un nuevo dinosaurio del huevo será mandar una expendición a buscas fósiles con los que investigar, una vez tengamos esos fósiles analizarlos para descubrir el ADN, cuando tengamos suficientes ADN crear el dinosaurio tal cual o añadirle mutaciones genéticas y finalmente incubarlo hasta que rompa la cascara y pueda ser soltado al mundo actual. Es un proceso bonito, entretenido y cargado de pequeños detalles que tendremos que contralar. Mientras tanto deberemos dar de comer a los que ya están vivos, cuidarlo (poniendo vacunas y demás si se encuentran mal), sedarlo para trasportarlos a otros lugares si fuera necesario o incluso venderlos para sacar dinero para el parque y por supuesto tenerlos vigilados.

Toda la gestión será importante. Desde las vallas electrificadas hasta la comida para los depredadores. Habrá que tener en cuenta las cosas obvias como saber que si metemos en el mismo recinto depredadores y herbívoros, los primeros se alimentarán de ellos y nos quedaremos sin atracciones hasta cosas como sobrevivir a un apagón y que no se nos escapen los TRex para comerse a nuestros turistas.

PREVIEW SCREENSHOT7 163500

Para mantener funcionando el parque deberemos montar una o más centrales eléctricas, todo depende del tamaño de nuestro parque y de las instalaciones de las que dispongamos. Además de montar tendidos eléctricos para unos estos edificios y que todos puedan recibir electricidad y una estación de tensión para darles electricidad a una zona determinada porque sin eso poco podremos hacer. Después iremos construyendo los edificios necesarios para investigar, explorar e incubar los huevos de dinosaurios, y finalmente las atracciones para que los turistas puedan disfrutar de una experiencia completa. Este proceso se hace divertido y gratificante al comienzo pero conforme avanzamos de islas nos encontramos ante un juego bastante lineal y con poco fondo donde explotar todo el potencial con el que podría haber contado.

El diseño de los mapas es muy chulo. Contamos con amplios entornos cubiertos de verde y agua donde podremos quitar o añadir árboles, lagos o montañas a nuestro antojo. El diseño de los dinosaurios con la gran variedad que hay de estos está genial. Estos están muy bien recreado y podemos ver cómo sin nuestra ayuda harán su vida dentro del recinto que le hayamos asignado. Cada uno de estos contará con varias características que deberemos de estudiar y cuidar si queremos que prosperen y vivan mejor. Como vigilar su estado de salud, si está alimentado, que tenga disponible suficiente agua para beber, saber si se encuentra cómodo en el recinto donde está, que le parece el entono y si hay demasiado ‘amigos’ a su alrededor. Será imprescindible además curarlo en caso de estar enfermo y sobre todo vigilar que no se propague un virus que pueda acabar con todos.

Referentes a las Islas donde jugamos, inicialmente solo contaremos con una isla donde montar nuestro parque pero con el tiempo podremos desbloquear unas cuantas más para así expandir nuestro parque más allá de los limites iniciales. Como colofón final tendremos una Isla donde haremos uso de todo lo obtenido durante el recorrido en las otras, tendrá su toque de independencia pero tal vez se quede algo flojo en la experiencia que nos ofrece. En esta última isla si contaremos con la opción de cambiar varios apartados como el clima y la dificultad entre otras con lo que haremos el juego algo distinto, complicándolo tanto como queramos.

Cuantos más dinosaurios tengamos más visitantes querrán venir a nuestro parque. Pero la calidad prima solo la cantidad por lo que la variedad de estos será importante para que vengan a visitarnos. Tenemos que invertir tiempo y dinero en visitar lugares donde escavar para posteriormente analizar estos fósiles y así conseguir el genoma que tanto ansiamos para la creación de una nueva criatura. Cuando dispongamos del 50% del genoma de un dinosaurio podremos crear uno aunque si el porcentaje es muy bajo posiblemente perderemos al dinosaurio a la vez que una gran cantidad de dinero. Lo mismo ocurrirá si queremos mutarlos. Podremos añadirle mejoras genéticas que ayuden a aumentar su supervivencia como una mejor defensa, o alargando su vida pero cada mejora hará que sea más difícil incubar el huevo, pero ahí está la gracia de si queremos tener los mejores dinosaurios, además de que sean únicos en su especie. Si echamos en falta que los dinosaurios que tenemos se centren solo en los terrestres porque hubiéramos disfrutado mucho contando con dinosaurios acuáticos y sobre todo con los voladores.

JWE Screenshot 4 933x467

Como toque final nos hubiera gustado contar con dos características más que suelen gustar bastante en los juegos de este estilo y que echamos en falta. Por un lado que no tenga pausa. Todo buen jugador de estrategia disfruta pausando el juego para revisar que todo está bien, para preparar que va a ocurrir en los siguientes ratos e incluso para solventar los momentos de crisis con tranquilidad. No es una falta que le haga mal al juego pero nos hubiera gustado tenerlo. Por otro lado es un indicador de velocidad porque en ciertos momentos del juego, cuando ya llevamos todo sobre ruedas siempre gusta acelerar el tiempo para llegar un poquito más lejos, ya sea porque que salgan antes los dinosaurios, por no hacer largos los tiempos de espera de las investigaciones, o simplemente porque queremos dejar avanzar el tiempo para ver cómo avanza nuestro parque. Nuevamente no es un fallo del juego pero si un añadido que nos hubiera gustado tener.

Jurassic World Evolution tiene todo lo esperado en un gestor de parques jurásicos porque cuenta con muchos dinosaurios, con investigación, atracciones para los turistas y una completa línea desde la excavación de los fósiles a la vida y muerte de los dinosaurios. En contra peca de ser corto de contenido, ya que con unas cuantas horas habremos explorado todo lo que no ofrece y solo nos quedará poblar el mundo de dinosaurios.

0
0
0
s2sdefault